Eco Senderos

Eco Senderos

Conexión al bosque

Contenido

La finca

El proyecto Eco Senderos: conexión al bosque ,  se localiza en Tirimbina de La Virgen de Sarapiquí, en la zona norte de Costa Rica.   Se ocupa de la conservación y protección de la flora y fauna del lugar, con actividades agropecuarias mínimas y ambientalmente sostenibles.

Reforestación y regeneración natural

El proyecto inició en el año 2002 con la adquisición de la finca de 35 hectáreas, que eran mayormente repastos dedicados a la ganadería de engorde. En ese entonces tenía un bosque de unas 6 hectáreas, muy intervenido. En los años setenta, la madera de la finca, como la de  muchas otras fincas de Tirimbina, fue sometida a  una severa sobreexplotación, dejando grandes áreas de bosques talados que se transformaron en potreros o repastos. Eran los tiempos en que talar un bosque y convertirlo en un repasto se consideraba  un acto de desarrollo económico y progreso.   Dichosamente ese tiempo pasó.

En los años del 2002 al 2005 se dió inicio con la reforestación  de áreas de repastos y   la construcción de cercas dejando áreas para la regeneración del  bosque fuera del alcance del ganado, proceso que continúa hasta la fecha. También se planificaron los senderos que hoy permiten recorrer toda la finca, y que han facilitado el reconocimiento de las especies de flora surgidas de la regeneración natural, tarea que se inició en el año 2010 y que, a junio de 2020,  contabilizaba un total de 550 especies identificadas y registradas en este sitio web.  

Corredor biológico

La finca limita al sur con la Reserva Bijagual dando continuidad al bosque de esta reserva, y la quebrada Tirimbina que atraviesa la finca y es parte de la cuenca del río Sarapiquí,  une la finca con parches boscosos de sus márgenes y  la Reserva Tirimbina en su recorrido hacia la desembocadura,  convirtiendo a  Eco Senderos  en una pequeña parte del gran corredor biológico  San Juan La Selva.  Cámaras trampa colocadas en Eco Senderos dan cuenta del regular paso por la finca de especies como el puma, el ocelote y la danta.

Conexión con el bosque

Curiosamente, hemos descubierto que los senderos planificados para que las personas (en muy baja densidad) puedan caminarlos y conectarse con el bosque, son utilizados por Pumas,  Coyotes, Ocelotes, Saínos  y al menos una Danta, a parte de la restante fauna que parece ser residente en la finca.  Esto nos ha llevado a redefinir algunos senderos principales sólo para la fauna, evitando al máximo, transitar por ellos y dejando  sólo unos pocos senderos, más cercanos a jardínes y áreas de cultivo, para que pueden ser recorridos por las personas.  En estos últimos senderos se ha hecho un esfuerzo por colocar placas con códigos en las plantas para permitir  identificarlas  con ayuda de una aplicación en el teléfono.